La Dimensión Z

2-headed shark attack (2012)

por el 21 Oct 2013, en la sección Películas Z

***  2votes
2-headed-shark-attack

Para abarcar las tetas de Carmen Electra no es suficiente un sólo tiburón

SyFy continúa produciendo bizarras permutaciones de criaturas, preferentemente tiburones. Su última gracia es la historia de un tiburón “Géminis”, que vaya usted a saber de dónde ha salido, dedicado a perseguir y devorar con fruición a los jovencitos cachondos de turno en viaje de fin de curso.

El animalito cuenta con dos cabezas, lo que garantiza el doble de dientes, de sangre y de bostezos, y la mitad de neuronas invertidas en escribir un guión en el que tiene tanta importancia el número de cabezas del monstruo como su orientación sexual.

Como la cosa va de número pares, métemos en el cocktail a Carmen Electra y queda un producto redondo, muy redondo. Y muy par. El director es el hijo de Fred Olen Ray, director de la aclamada Megashark vs Crocosaurio, así que las conversaciones familiares por Navidad tienen que ser espectaculares.

SINOPSIS

Tras el naufragio de un barco en viaje vacacional por el ataque de un tiburón mutante de 2 cabezas, los estudiantes y profesores supervivientes deben refugiarse en un atolón. Pero cuando éste comienza a hundirse en el mar, nadie está a salvo de las dobles fauces de la bestia, hambrienta por devorar todo lo que sale a su paso.

Imagen de previsualización de YouTube

Volver arriba ↑

OPINION

A estas alturas de la película, viendo que se trata de OTRA más de tiburones, uno saca la lista y se limita a ir marcando todos los requisitos que debe cumplir un bodrio para serlo. “2-headed shark attack” cumple casi todos: rugidos felinos cada vez que el tiburón aparece, bellezas siliconadas sin cerebro, efectos especiales de cartón y confetti, diálogos imposibles, cambios de tamaño aleatorios de la criatura, personajes completamente tontos y demás. Desgraciadamente, no cumple el de ser divertida, que por lo menos su cutrez descarada haga reir. Pero no, esta pérdida de tiempo no consigue ni resultar mínimamente graciosa.

Lo más extraño resulta la idea de una isla “desierta” donde no paramos de ver cabañas, utensilios, armas y carteles de “Prohibido pescar”. Por no mencionar que se está desmoronando, porque sí, y de vez en cuando pega un temblor y poco más. Hasta que al final se hunde de golpe como si fuera una piedra en un estanque.

Ni siquiera meter a Carmen Electra con calzador consigue animar la función. Su personaje tiene tanta complejidad y matices como nos tiene acostumbrados su fulgurante carrera. Y no, no enseña nada.

Volver arriba ↑

MOMENTOS Z

  • La criatura titular. En toda la película, las victimas se suelen colocar a pares para que el bicho pueda zampárselas sin apenas moverse: cada cabeza se come a su víctima. La evolución es algo impresionante. Imagen de previsualización de YouTube
  • Tras atropellar cruelmente a una sardina gigante (o lo que coño sea eso), no se les ocurre otra cosa que apartarla con un palo para que se atasque en el motor. Esto provoca una grieta que acaba hundiendo el barco. Cómo una cosa tiene que ver con la otra es algo que me quita el sueño por las noches.Imagen de previsualización de YouTube
  • Tras 30 segundos gratuitos donde Carmen Electra luce bisturí y Botox, vemos el primer bocadito que se toma la criatura. Al principio no atina y sólo le muerde un poquito la pierna, pero luego ya ajusta las dos cabezas para comerse a la chica como Dios manda. Que, dicho sea de paso, no parece tener mucha idea de soldar.Imagen de previsualización de YouTube
  • Escena clave de desarrollo de personajes. Por no hablar de los temblores en la isla: mueves un poco la cámara, tiras un poco de arena y hecho.Imagen de previsualización de YouTube
  • ¿¿Para qué coges una mano amputada del agua?? Y encima se agarra al otro, que no ha hecho nada. Primer vistazo fuera del agua al impresionante ninot valenciano utilizado para los FX.Imagen de previsualización de YouTube
  • Disculpad el atrevimiento, dada mi ignorancia futbolística, pero creo que estamos ante el CR7 de los tiburones.Imagen de previsualización de YouTube
  • El planazo: distraer al tiburón (para activar la baliza de socorro del barco hundiéndose) mediante una red de pesca, que conduce electricidad. Lo mejor: Carmen apuntando al horizonte a una aleta de 3 metros y gritando, por si nadie se había dado cuenta “There!“. Puro suspense.Imagen de previsualización de YouTube
  • Otro hiperrealista temblor.Imagen de previsualización de YouTube
  • Ataque carpa, un clásico de este tipo de pelis. En un muelle que no se ha sumergido junto con el resto de la isla.Imagen de previsualización de YouTube
  • Mientras la isla se hunde, para rematar aparece un tsunami (hacia, no desde la isla) que lleva al tiburón dentro. Más casualidades, imposible.Imagen de previsualización de YouTube
  • La última víctima consigue hacer explotar (debajo del agua) un barril de gasolina en la boca del bicho. Por supuesto, eso no te mata, ¿para qué os creéis que tiene 2 cabezas?. En fin, que con la de repuesto sigue adelante hasta que los valientes finalistas ponen en marcha una lancha para que el tiburón la muerda y explote, cosa que no ha hecho hasta ahora y no tenia por qué hacer. Pero oye, le acaban de volar una cabeza… Atención también a la parte aún a flote de la isla ,a la que no se les ha ocurrido subir antes, jojojo.Imagen de previsualización de YouTube

© 2012 The Asylum

Volver arriba ↑


Escribe tu opinión